lunes, 13 de julio de 2009

MATEMÁTICA Y BELLEZA



"Hace algún tiempo belleza y fealdad se reunierno para ir a pasear, y decidieron irse a bañar en el mar, cuando fealdad terminó de bañarse se puso las ropas de belleza y se fue y dejó a su amiga bañandose en el mar. Cuando belleza terminó de bañarse se sintió muy sorprendida al no encontrar sus ropas y debido al pudor que tenía no le quedó más remedio que ponerse las ropas de fealdad, y desde ese entonces todos los hombres y todas las mujeres confunden a estas dos amigas, pero hay unos que saben distinguir a belleza con los trapos de fealdad como otros saben distinguir a fealdad con los trapos de belleza".

Antes que todo debo decir que el concepto de belleza es muy subjetivo y depende de la concepción de cada quien para interpretarlo, sin embargo, existe una manera de medir la belleza física, es decir, cuales son las proporciones ideales para que algo o alguien físicamente sea bello y esa manera de medir la belleza se llama PROPORCIÓN AUREA o también PROPORCIÓN DIVINA y se logra con una ecuación sencilla, solo hay que dividir un segmento en dos partes desiguales y luego establecer la igualdad siguiente: el segmento total entre la parte mayor debe ser igual a la parte mayor entre la parte menor, ese resultado debe dar aproximado a este número muy peculiar:1,618033.... y ese número se llama número aureo, matemáticmente mientras más próxima sea el resultado de la ecuación a este número más bello es.

En la antiguedad, muchos se guiaban por esta curiosa relación para hacer los edificios, como ejemplo tenemos la fachada del Partenón de Grecia y en el mundo moderno como el mundo contemporaneo también, como es el caso de las obras de Leonardo Davinci, más específicamente, El Hombre del Vitruvio y La Gioconda, además de que hoy en día se utilizan estas mismas reglas o normas que el usaba para aprender a dibujar, los arquitectos se valen de esta relación para diseñar sus proyectos, en fin, tiene muchas aplicaciones.

Pero no solo el hombre se vale de esta proporción, la naturaleza suele comportarse con un patrón similar, si observan la concha de un caracol encontraran que tiene un patrón similar y si ven el orden de los pistilos de un giason encontraran que están dispuestos de tal forma que solo con esta proporción se puede entender. Y así como los caracoles y los girasoles, muchas otras especies siguen este patrón.

Como ven, existe mucha relación entre la belleza y
Se ha producido un error en este gadget.